Romero Vargas, cuna de la delincuencia y drogadicción.

Romero Vargas, cuna de la delincuencia y drogadicción.
Como sucede en la ciudad de Puebla y sus colonias, los asaltos, robos y riñas se han vuelto un asunto cotidiano de la vida de los habitantes en los últimos años. Con frecuencia escuchamos que la inseguridad que hay en las ciudades ha disminuido, pero lo que no vemos es un panorama claro, donde verdaderamente la delincuencia reduzca hasta lograr que los ciudadanos recuperen la tranquilidad al salir a las calles o el estar en sus hogares.

pueeeeZonas más inseguras de Puebla.

Las unidades habitacionales de la Margarita, Agua Santa, Bosques de San Sebastián y el Centro Histórico son las zonas más inseguras de la capital poblana. En Puebla, hay un total de 18 colonias peligrosas, por lo menos de lo que se tuvo registrado en los primeros meses del año, datos  que aporta el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia.

Por clasificación de incidencia delictiva, se tiene cómo robo a transeúnte, con mayor índice en: Centro Histórico, Angelópolis, centro de San Pedro Cholula, Jardines de San Manuel y Las Hadas. Sin embargo, al poniente de la ciudad se encuentra la Junta Auxiliar Ignacio Romero Vargas  en donde la preocupación principalmente de taxistas, transportistas, choferes y los mismos habitantes es constante. Las calles de Romero Vargas poco a poco se han convertido en cuna de la delincuencia y drogadicción.

“Satanizada” por la inseguridad.

La colonia Ignacio Romero Vargas es uno de los focos rojos en materia de seguridad, con respecto a la ciudad de Puebla. Problemas como la falta de luminarias, la venta de estupefacientes y la delincuencia afectan a los colonos de dicha zona.

Los últimos datos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, revelan que junto con San Felipe Hueyotlipan y La Libertad, se encuentra entre las primeras tres colonias con mayor índice delictivo. Los delitos cometidos que tienen mayor incidencia en dicha colonia son el robo a casa habitación y el de autopartes, los cuales se ubican en las primeras posiciones.

El secretario de seguridad dice “Crea fama y échate a dormir”  la mayor parte de los actos delictivos no ocurren dentro de la colonia, una de  las desventajas que tenemos es que colinda con el Río Atoyac, lugar perfecto para cometer vandalismo. No sólo nuestras calles están llenas de delincuentes que comienzan robando un objeto personal a un desprevenido y después pasan al atraco, las lesiones personales y rápidamente llegan al asesinato, también en otras partes de la ciudad de manera alarmante se cometen este tipo de delitos.

pintor_0

Debido a esta situación , los taxistas se niegan a realizar servicios dentro de la Colonia, si buscamos en Internet noticias sobre Romero Vargas ,las principales son sobre inseguridad y actos de vandálismo la gente ya teme vivir aquí, hasta visitar a sus familiares gracias a la mala fama que ya se tiene de la Junta Auxiliar. Sucede que el crimen no se detiene a tiempo; los ladrones cuando son sorprendidos son arrestados por unas horas o un par de días y rápidamente retoman su actividad.

Se brinda el apoyo policiaco, pero no todo el trabajo depende de nosotros como Junta Auxiliar, sin el apoyo de los Federales no podemos realmente dar una solución clara a esta situación dijo Enrique García, secretario de seguridad.

Tratamiento del delito.

Definitivamente la percepción que se tiene de Romero Vargas en el tema de inseguridad es alarmante pero si el Estado no apoya, el oficio de los delincuentes se vuelve habitual. Como ciudadano uno se aterra de observar a vándalos que se apoderan de las calles, la mayoría en estado de drogadicción cometiendo fechorías. Si los ciudadanos no apoyan o contribuyen con su denuncia la delincuencia poco a poco se fortalece.

Que sucede cuando las autoridades dan muy poca respuesta al llamado de los ciudadanos que realmente se toman el valor y el tiempo para hacer la denuncia, claro está que al no ver apoyo jamás vuelven a denunciar ya que si un ciudadano se atreve a denunciar al agresor, entonces éste lo señala y lo amenaza y queda expuesto a recibir la venganza.

El tratamiento del delito debe ir más allá de una presunta acción represiva. Tiene que pensarse en una verdadera rehabilitación, actualmente en Romero Vargas se lleva en marcha el programa Vecinos Vigilantes en el cual se brinda capacitación a los vecinos de las calles, fraccionamientos y privadas de la colonia para que por medio de una alarma estos puedan pedir ayuda a otros vecinos mientras el apoyo policiaco hace presencia en el acto.

Por medio de grupos en WhatsApp los vecinos informan al Secretario, sobre situaciones vandálicas que se presentan, esto ha sido de gran ayuda ya que se ha informado sobre robo de autopartes y mediante fotos las patrullas pueden detectar con mayor facilidad a los sospechosos. Este tipo de programas beneficia de manera colectiva y ayuda a que los vecinos denuncien ya que es de manera anónima y ellos sienten la confianza para denunciar.

Claro está que también con un personal policíaco bien capacitado podrá haber una mejor respuesta a la detención de los delincuentes.

Jóvenes sanos, menos delincuencia.

Creemos que los jóvenes son el cambio, si los apoyamos brindándoles apoyo como áreas recreativas para que realicen actividades deportivas, la realización de torneos de futbol y beisbol en la colonia han ayudado a niños y jóvenes para que se aparten de las bandas delictivas y la drogadicción.Los mayores casos de vandalismo que se reportan son originados por estudiantes de la Telesecundaria Vicente Suarez, vecinos de la Telesecundaria reportan jóvenes grafiteando, peleándose en plena vía pública e incluso vendiendo y consumiendo droga.

Enrique García, dice que hoy en día ya se enfrentan problemas graves de inseguridad cibernética, un caso actual fue de una estudiante de 13 años de la Telesecundaria quien mediante su red social de Facebook enviaba fotos desnuda, a un “amigo” que conoció por esa red, el asunto se volvió más grave cuando la niña comenzó a ser acosada por él, quien incluso ya conocía donde vivía la estudiante. Brindamos todo el apoyo policiaco y lo que estaba a nuestro alcance, pero si los padres no quieren denunciar por temor realmente no se puede hacer gran cosa en esta situación.ddee

Tengamos en cuenta que este tipo de situación no es culpa del gobierno ni del estado, si los padres no educan correctamente a sus hijos y mantienen una buena comunicación con ellos, pueden ser blancos fáciles para este tipo de situaciones .El presidente auxiliar, Hugo López trabaja en conjunto con el Centro de la Juventud brindando talleres entre padres e hijos para disminuir la disfunción familiar, si hay familias unidas podemos tener menos jóvenes vándalos.

Mientras eso no ocurra, continuaremos en un círculo vicioso en donde el Estado ya no puede hacer mayor cosa, porque las cárceles están atiborradas de gente.

 

 

Anuncios

Un narco sin suerte

Un día, viendo una película de Pedro Infante, se da cuenta de que la pobreza ni en la tele es bonita. Entonces agarra a su esposa y a sus dos hijos, y baja de la sierra. Jota Erre es dueño de un perro de pelea que ha quedado ciego, tiene unos cuantos casetes de Chamín Correa, un Dodge Dart 70 que no arranca, un reloj de mano al que se le descompuso el segundero, un zapapico Truper y una guitarra con la que cantó en su boda. descubrirá que la mayoría de los que han emigrado de su pueblo a Culiacán vive como Dios manda: si no lo tienen, lo compran, y si no lo compran, lo arrebatan. Jota Erre terminará imantado por ese mundo de dinero y pólvora, y hará lo que esté a su alcance para poder cantar ese corrido que dice: Ya empecé a ganar dinero, las cosas están volteadas, ahora me llaman patrón, tengo mi clave privada. Para convertirse en un capo que se respete, Jota Erre probará suerte como achichincle, motero, sicario, narcomenudista, lavador de droga y prestanombres. Esa vida, sin embargo, lo llevará a conocer la mala suerte y a entenderlo de una vez por todas: “Eso de que todo aquel que entra al narco se hace rico, es nomás un pinchi mito”.

Primer intento: Jota Erre estaba en su casa escuchando a Chamín Coreea cuando llegó un primo que había bajado de la sierra todo bien billetudo y le dijo que necesitaba gente de much confianza para bajar la mota a Culiacán .Con la ilusión de hacerse rico pues ya estaba fastidiado de andar vendiendo productos naturistas cuando allá en Culiacán no le interesa a la gente morirse de un infarto o del azúcar, y casi no vende.

Jota Erre: Le entré. Pa’qué te digo que no, si sí. Mi cabeza de volada se puso a hacer cuentas y la verdad resultaba una buena pachocha irme de motero. Mi amá se enojó, pero no le hice caso. Ya ves que los sinaloenses somos mitad tercos y mitad vale madres. Tú sabes que no sólo de pan vive el hombre y ai te voy tendido como bandido a Tamazula. Yo me wachaba como el jefe de los moteros, con una troca bien chila y con el cuerno bien terciado. Y nada, bato. Llegué de achichincle. De pinchi gato. Y pos a trabajar, ni modo que qué. Ahí aprendí que pa’ que no nos vieran los helicópteros de los guachos, teníamos que ir a un arroyo a empaquetar la mota en greña. Y eso sí: nada de hablar ni agarrar cura con los compas. Si dices algo o te andas riendo, el jefe te suelta un chingazo.
“Tú y tú van a bajar la mota”, nos dijo mi primo y nos dio un radio de esos de banda corta y las llaves de los camiones. Y ai te fui, siguiendo a los punteros, los weyes que van en las cuatrimotos diciéndote si hay guachos o no. Todo iba bien, pero como el jale lo haces de noche, pos no miras muy bien y yo me fui a estrellar. Tuvieron que mandar otra media rodada, pasamos la mota en friega y nos quedamos en un pueblo porque nos amaneció. Total que pa’ no hacértela tan larga, entregué el jale en Culiacán y me lancé a cobrarle a mi primo. “En la vida todo se paga —me dijo—. Y tú desmadraste un camión”. “Pero pariente, no chingue, si no fue porque quise”, le contesté. “Nada, nada pescadito, cuentas claras, amistades largas”. Nomás porque mi amá es su madrina, sacó doscientos pinchis dólares. Le valió madre que le haya dicho que me había rifado al cien. Pinchi bato.

Segundo intento: Un compadre por teléfono le pide a Jota Erre que quería de sus servicios para mover cocaína, fue a su casa para que le explicara el jale.
Su compadre lo mando a Mexicali, le dijo que rentara una casa para guardar la coca y que lo iba a recoger en el Golfo de Santa Clara y que otro chavo la cruzaría por California. Para su sorpresa no era coca, era mota.

Jota Erre: “Ni modo —me dije—. Y me eché un gallo, pero nomás pa’ que apestara”.

En el primer viaje no tuvo problemas. La mota llegó a su destino. El problema fue que su compadre no le pagó. “Es que tenía deudas, pero pa’l siguiente cargamento tiene su dinero”, se lo prometió.

Ese segundo cargamento fue en Semana Santa menciona Jota Erre, en la noche íban a donde estaba el faro descompuesto, que se conoce como El Machorro. Ahí esperában a los pangueros. una noche tenían que echarles tres veces la luz de la lámpara para decirles que se acercaran, que ya estábamos listos. Pero ellos les contestaron con dos luces.

Jota Erre: Dos luces, por si no sabes, es que hay peligro.

Echaron un vistazo alrededor, pero todo estaba oscuro y no vieron nada decidieron aguantar y en una de ésas Jota Erre miró hacia el faro alcanzó a ver a un hombre prendiendo un cigarro. “¡Ya nos cayeron, fuga, fuga!”, les dijo a sus compas y rápido salieron de ahí.
Jota Erre iba en una troca que traía la gasolina pa’ los pangueros y que se atasca en la arena. El problema es que el nunca ha sido delgado y se iba cayendo entre los balazos se iba tocando el cuerpo, pero no tenía nada, sólo miedo.

– “¡Policía judicial, párate cabrón!”, alcanzaba a oír, y el sólo le suplicaba a Dios Alcanzó a llegar al pueblo y le pedió ayuda a un viejo pescador. “Compa —le dije—. Me vienen siguiendo, hazme el paro; mi troca se quedó atascada, pero ahí tengo doscientos litros de gasolina, son tuyos si me ayudas”. Y como la gasolina en esos lugares vale oro, el bato me escondió en una troje donde guardaba cagadero y medio.

Los judiciales empezaron a buscarlo casa por casa, luego supo que era el comandante Jorge Magaña, el papá del joven que mató a una familia en el DF quIeN se llama Orlando. Nolo hallaron y después de varias horas salió de la troje para darle los doscientos litros de gasolina al viejo y se regresó a Mexicali.

Cuando llegó,vió la casa toda desordenada, como si la hubieran cateado. Jota Erre se fue pero afuera ya estaba el comandante Magaña con sus compas.

— “¿Así que tú eras al hijo de la chingada que andaba buscando ayer? —me dijo—. Pos te salvaste porque ya arreglamos el asunto”. Y el arreglo” era que la policía se quedaría con la mitad de la mota. Me acuerdo que hasta nos ayudaron a descargarla de las pangas.

Su compadre le pagó quinientos dólares. Le dijo que le había perdido al jale, que entendiera la situación. La mitad se lo mandó a su esposa y con el resto compré productos naturistas que quizo vender en Mexicali.

Jota Erre —Digo quise, porque el día que salí a venderlos, iba caminando cuando un bato me aventó la troca. Era el comandante Magaña. “¿Quihubo pinchi sinaloense, traficando y no me avisan?”, me dijo de entrada y sacó la pistola. “No jefe, ya no ando en ese jale, ya trabajo limpiamente”, y le enseñé mis productos. Me creyó después de darme unos zapes y cortar cartucho en mi cabeza. “Es tu día de suerte —me dijo—. Necesito a alguien con contactos pa’ cruzar polvo”. Pensé que la vida me estaba dando otra oportunidad y le dije que sí. Tiré mis productos en la carretera y me subí con él. En el camino fue más específico y me desanimé: en realidad quería que fuera madrina, que anduviera madriando a los puchadores y me pagaría con autos robados pa’ que yo los vendiera. Vas a pensar que soy un idiota, pero nunca me ha gustado robar. Me pueden acusar de todo, pero no de ratero. Y pos ai te vengo a Culiacán sin un pinchi peso.
Último intento: Su carrera de narco estaba de picada. Él ya no quería saber nada. Ahora sí le iba a cumplir a Dios. Pero para ese entonces lo buscó la mano derecha de uno de los más chacas. “Lo ocupamos pa’ que sea el prestanombres, le vamos a pagar bien” sólo se trataba de hacerle el paro a una gente, Jota Erre entró en conflicto con Dios. Lo que tenía que hacer era acompañarlos a Oaxaca, decir que era empresario, hospedarse en el hotel Victoria y esperar a que llegara una avioneta llena de coca. Y ahí fue vestido muy elegante . Lleguó y le presentaron al “viejón”, al dueño de la droga. “He oído de ti, dicen que eres honrado, pendejo, pero honrado”, le dijo y jota Erre sólo sonrió.

Se hospedó en el Victoria, esperó. Había días que solo dormía y otros jugaba ajedrez con el “viejón”. Una tarde, el brazo derecho le dijo que la avioneta iba a llegar esa noche, que si todo salía bien, podía regresar a Culiacán con un buen billete. Bajó al restorán y comió demasiado de pura alegría.

Jota Erre ––Me acuerdo que en la tele estaba una película de narcos, y yo pensé que qué sentido tenía verla si yo estaba con el viejón.

En eso, vió a dos batos que en los diez días que llevaba hospedado nunca había visto. Y luego otros tres. Y luego otro. Salió, fue con los pistoleros del viejón y les dijo lo que había visto. Ellos lo mandaron a avisarle al viejón y, cuando subió, el viejón ya sabía cómo estaba el asunto: “¡Son militares, ya nos chingaron!”.

En el hotel había encontrado una escalerita que llevaba a otro predio.

Jota Erre ––“No se agüite, patrón, yo lo voy a sacar”, le dije y me lo llevé. Cruzamos la calle y él se subió a un carro y se fue. Su brazo derecho me dijo que yo también aplicara la fuga, que el cargamento había sido decomisado, que no iba a haber billete.

Se regresó a Culiacán como pudo, pero no perdió la esperanza de una buena recompensa. Al tiempo lo vió en Guadalajara. Y sólo lo abrazó y le dijo que nunca iba a olvidar lo que hizo por él y me le regaló un Bucanas dieciocho.

El señor de la montaña: Un tipo sostenía el Nextel. Al otro lado del auricular alguien escuchaba el cóver que cantaba Jota Erre: Joaquín Loera lo es y será prófugo de la justicia, el señor de la montaña, también jefe en la ciudad; amigo del buen amigo, enemigo de enemigos, alegre y enamorado así es Loera, lo es y será.

Cuando terminó de cantar, el tipo del Nextel se acercó a Jota Erre y le entregó el radio. Escuchó: “Canta usted muy bien, compa, lo felicito; ai cuando se le ofrezca algo en todo México nomás búsqueme”.
—¿A poco era el Chapo? —le pregunto a Jota Erre cuando llegamos a su casa.
—El mismo que viste y calza.
Jota Erre se desparrama en el sillón y empieza a platicar su vida como músico. Pero ésa es otra historia.

FUENTE: Publicado: 12 abril 2014 en Alejandro Almazán
Etiquetas:

Sola y con un solo juguete

Una chica cuenta cómo llegó a ser una de las modelos webcam más populares de Colombia tras vivir años de completa amargura.

La historia nos relata como es que de un mes atrás la vida de Tania Rangel da un cambio repentino, Tania quien trabajaba de cosmetóloga en un spa de Medellín, atropellada por una suerte fuera de toda lógica. Desde hacía un año atrás, tras sufrir una desafortunada adolescencia en Armenia, comenzó a lucir prendas exclusivas de Stradivarius, a oler a fragancias de Carolina Herrera, a hospedarse en hoteles con vista al mar de San Andrés, a frecuentar restaurantes italianos por el fetuccini y a llevar una flamante cartera Louis Vuitton. Todos estos lujos que comenzaban a ser parte de su vida llegaron a cambiar un aspecto de su carácter: seguía siendo una delicada y tímida joven, pero ahora parecía ser consciente de los límites de sus gustos sin privarse de ninguno de ellos.Su madre amigos y familiares por obvias razones comenzaron con aquellas incomodas preguntas.Tania comenzó a mentir.Era imposible mostrar que tenía un empleo que pudiera brindarle tantas comodidades y más si está era de técnicas faciales.

Mientras Tania revisaba las redes sociales un viejo amigo de colegio le envió un link a través del chat de Facebook. Lo abrió y saltó sorprendida de su cama. En su computador portátil se abrió un video en el que aparecía ella jugando con un consolador enorme, divertida, perversa, sensual, metiéndoselo a la boca, mientras sus torneados y lívidos senos se balanceaban hipnóticos y sedantes, ella desnuda y como nadie la imaginaría si la hubiera conocido dos año atrás, discreta a pesar de llevar una vida loca desde sus 16, cuando decidió escapar de las opresivas reglas de su padrastro.

Tras este suceso  decidió contarle a su familia sobre la vida secreta. Que no trabajaba de cosmetóloga en un spa, sino desnudándose frente a una computadora, charlando con hombres a los que nunca les vería el rostro a pesar de que ellos la conozcan completa. Un empleo socialmente inaceptable en el que trabajan hoy al menos cuatro mil jovencitas en Medellín, dentro de estudios y cuartos, como quienes consumen secretamente una sustancia prohibida o alimentan sus perversidades solitarias. Un cifra inimaginable hace diez años, cuando comenzó este fenómeno dentro de un bus adecuado con una antena satelital en el techo y tres computadoras dentro de cubículos de icopor, tapetes mullidos, cortinas rosadas y un puñado de cojines y vibradores.

Algo difícil de creer pero es así: el primer estudio de chicas webcam de Medellín fue un bus que rodó por las calles con jovencitas universitarias y un conductor que a la vez era ingeniero y un experto en evadir a la Policía que le había declarado persecución por inmoral. En las noches el bus al que le desmantelaban sus sillas, se convertía en un libidinoso carro fantasma que vagaba por los barrios, se instalaba en ciertos parqueaderos dependiendo de la fuerza de la señal sideral, y comenzaba a transmitir para el mundo. En el día, con sus sillas puestas, hacía una ruta corriente a barrios periféricos, perfumado con esencias lubricantes.En el 2005 las chicas tenían un sueldo fijo de 130 dólares mensuales. Hoy las profesionales en Medellín, no más de quinientas, ganan en promedio 4.800 dólares. Las otras tres mil quinientas chicas, por su bajo perfil, no pasan de los 1.000 dólares. El bus de la iniciación duró dos años vagando hasta que su dueño decidió rentar una casa en el barrio San Diego, para montar un estudio definitivo.

Tania  recuerda que no pudo dormir aquella noche del video donde aparecía ella masturbándose. Expuesta a sus vergüenzas, al qué dirán, a los juicios injustos. Pensó en toda clase de evasivas para negar que la del video fuera ella en caso de que se pudiera filtrar entre sus amigos en Armenia y Cúcuta, o peor aún, entre su familia. Hace parte hoy de las modelos webcam más famosas del portal myfreecams.com, una página con mil doscientas mujeres de todo el mundo que trabajan complaciendo a solitarios que compran por minutos su tiempo en las cesiones a través de una moneda virtual llamada token. Es como ver una película en la que tú le ordenas a la protagonista y solo para ti (de eso trata la ilusión), que haga lo que tú desees, tú, apenas presente por un seudónimo, en la intimidad en un cuarto oscuro en Rusia, Japón, Italia, España, Sudáfrica, México o Estados Unidos.

La confesión es dura, pero Tania Ángel la cuenta tan natural que la hace parecer ajena. Está tranquila, su madre, la persona más importante en su vida, acepta lo que hace.Ella es, , no solo una chica hermosa, sino una llena de ambiciones, quizás algo sorprendida aún por el cambio radical que experimentó su vida. Y más verse donde está, cuando nunca imaginó extraer de su empleo un placer tan fuera de lo corriente.

http://pompiliooo.blogspot.mx/2016/05/cronica-sola-y-con-un-solo-juguete-la.html

 

En la sala de espera.

Espectadora del sufrimiento

Una tarde de Julio, sentada en la sala de espera, sin saber cuántas horas llevaba ahí,  pues sin un reloj en mano no tenía noción del tiempo, lo que si sabía es que me encontraba ahí porqué sería operada. Una sala llena de caos, dolor físico y emocional es así como percibí todo. Doctores corriendo, pidiendo ayuda a enfermeros para poder salvar la vida de los pacientes que llegaban en estado crítico con la única esperanza de ser salvados.

Jamás me imaginé que sería testigo de lo que se vive dentro de una sala de urgencias, quizá sólo lo había visto en las películas o series de doctores y los episodios en los que todos gritan y corren llevando al paciente demasiado enfermo o ensangrentado porque sufrió algún accidente y tienen que  ser atendidos urgentemente. Si bien es cierto que dicen, que cuando lo vives en carne propia no sabes cómo reaccionar. Claro es que ese ambiente para nada ayudaba a tranquilizarme al contrario ponía mis nervios de punta las manos no dejaban de sudarme y en una lucha constante de no morir de hambre o de miedo. Sentada casi sin fuerzas pues ya llevaba diez horas de ayuno lo único que podía hacer era esperar mi turno a ser operada y ser espectadora de episodios espantosos.

No se daban abasto entre los doctores y enfermeros que estaban ahí, pacientes de todas edades con diferentes necesidades de ser tratadas pero entre tantos de ellos había dos pacientes que estaban al borde de la muerte, suena feo decirlo así pero más feo es verlos así; suplicando por su vida.

-¡Lulú!- ven- gritaban repetidamente con una voz de súplica, aproximadamente unos 70 años tenía aquel señor que desesperadamente pedía ver a su hermana Lulú. –Me muero, ¡Lulú! ven eran los lamento que se escuchaba por toda la sala. Los enfermeros y enfermeras no sabían cómo calmarlo cambiaban el suero y aplicaban calmantes para que aquella alma no penara más y  al menos por un momento encontrara tranquilidad. Me encontraba sentada a dos metros de distancia de él lo veía como se retorcía de dolor  como suplicaba ver a su hermana pues sentía que la vida se le iba de las manos. Yo no podía hacer nada sólo era una espectadora de su dolor, impotencia pero a la vez trataba de no darle importancia pues yo sería operada y no sabía cuál sería mi destino, claro esperaba que todo saliera bien pero al ver a la gente así mi miedo aumentaba sin control.

-Llévenlo a quirófano ya será operado es lo que los doctores decían, me calmó saber que lo sanarían de aquel dolor insoportable,- Que todo salga bien es lo que me susurraba a mí misma esperando que el señor al salir de operación se encontrara con Lulú.

El caos se había calmado y el momento de ser operada se acercaba pues mi doctora había llegado se acercó a mi preguntando cómo me sentía y dándome las ultimas indicaciones del proceso de la operación. Yo sólo afirmaba a todo lo que ella me decía mientras íbamos camino al quirófano. ¿Tienes hambre y sed?  -Preguntó ella, ¡Sí! le respondí a lo que ella contestó; tranquila Vale acuéstate y en una horas saldrás muy bien y podrás comer algo ligero. El miedo se apoderó de mí y los enfermeros sólo trataban de distraerme y calmarme  pues no podían encontrar mis venas para aplicar la anestesia. Hasta que sentí un pequeño piquete y en cuestión de segundos mis ojos se cerraron completamente.

Al pasar unas horas desperté de la anestesia y una mana delgada y delicada tomó la mía – Todo salió muy bien, no hubo complicaciones estas con nosotros Valeria despierta ya, exclamó la doctora la tomé de la mano fuertemente y le dije apenas con fuerza ¡Gracias, por todo!.

Los enfermeros me llevaban en la camilla a la sala de espera y los pacientes que también habían sido operados se encontraban ahí, la mayoría se encontraba recuperándose correctamente de la operación. Tranquilidad había en ese momento, sin pensar que nuevamente el caos comenzaría.

Me encontraba sin fuerzas aún seguía espantada con una sed inmensa y con las ganas de ya irme a casa a descansar, en el momento menos esperado se escucha.

-Me muero enfermera, ayúdeme. La enfermera corrió rápidamente inyecto medicamentos que estabilizaban al paciente y haciendo todo lo posible para mantenerlo con vida, el sonido de sus signos vitales comenzaba a escucharse estable y los gritos de súplica cesaban. Me encontraba desesperada de volver a presenciar algo así, me aterraba todo eso y en el estado en el que me encontraba lo que menos deseaba es tener un asiento en primera fila para ver como trataban de revivir en varias ocasiones a aquel paciente.

La enfermera se acercó me dio un jugo le colocó el popote y me dijo que en cuanto me lo terminará la doctora vendría a revisarme y darme de alta, lo que me alegró mucho saber que no tenía que pasar la noche ahí escuchando el sufrimiento de los demás. No me llamen egoísta pero estando en esa situación deseas no estar ahí por ningún motivo.

Comencé a tomar mi jugo muy aprisa pues anhelaba que la doctora llegara y ya me diera de alta pero el jugo parecía no tener fin y por más que lo tomaba este no se acababa. Quería mantenerme en calma y caer en  pánico pues sólo deseaba ver a mis papás y estar en mi casa. Y es que ver todo eso me hizo darme cuenta una vez más que odio la medicina y que efectivamente jamás sería doctora o enfermera.

-Me duele enfermera, ayúdeme. Nuevamente aquellos gritos de súplica comenzaba las enfermeras corrieron y trataban a toda costa de mantenerlo estable, el paciente se aferraba a la vida y luchaba contra el dolor. – Quédate con nosotros es lo que decían las enfermeras sin tener una buena respuesta por parte del paciente, viéndose en la necesidad de llevarse al paciente de la sala de espera para llevarlo al área de quirófano esperando las indicaciones de operarlo urgentemente y poder salvarlo.

Mi doctora llegó y haciendo una revisión general decidió darme de alta, llamó a mi mamá dándole indicaciones y diciéndole que me podía ir casa, al ver a mi mamá me sentí reconfortada y menos asustada, me levanté y ella comenzó a vestirme al terminar salimos de ahí y nos dirigimos a la salida donde mi papá estaba esperándonos con el auto. Al poner un pie fuera del hospital me sentí completamente agradecida de estar con vida y a la vez de ya no estar ahí adentro presenciando aquellas escenas de caos y dolor.

 

 

“No tengo dinero ni nada que dar, lo único que tengo son deudas que pagar”;Juan Gabriel y sus adeudos fiscales.

Las deudas fiscales que un contribuyente fallecido haya dejado pendientes, deben pagarse con su herencia.

juan_gabriel_0_0

Durante más de 10 años los escándalos persiguieron a Juan Gabriel , el cantautor murió debiéndole al fisco, los problemas que tenía con hacienda no eran recientes. Problemas que no acabarán con su muerte,sucedida el 30 de agosto del presente año en su casa de Santa Mónica,originada por un infárto al corazón.

En Junio de 2005 “El Divo” llegó a ser detenido en el aeropuerto de Ciudad Juárez Chihuahua, por la Procuraduría General de La República (PGR), por el delito de defraudación fiscal por un monto de 4 millones de pesos. En varias ocaciones el artista dejaba de pagar sus impuestos.

Ademas ,’Juanga’ reportaba ingresos por debajo de lo que realmente ganaba por parte de sus representantes dentro o fuera de México. Se estima que su fortuna tiene un valor de 30 millones de dólares (558 millones de pesos), producto de una carrera laboral de 40 años.

A mediados de 2011, se hizo público que el cantante tenía un adeudo de 18 millones de dólares en Estados Unidos, durante ese tiempo “El Divo” estuvo a punto de perder sus canciones en Las Vegas, Nevada y en Florida.

“Los adeudos fiscales a cargo de un contribuyente no se cancelan si éste fallece, ya que la autoridad fiscal inicia diversas acciones de investigación para detectar bienes o cuentas bancarias con el objetivo de recuperar el importe de los adeudos fiscales”, dice el portal el SAT.

Cuando un deudor del fisco muere, las cuentas no desaparecen con él. Se deben pagar con su herencia, así lo menciona el Servicio de Administración Tributaria. Alberto Aguilera Valadez tenía un acuerdo con el SAT para pagar a plazos programados su vieja deuda, la ley señala que los herederos o el albacea deberán pagar estos adeudos fiscales.

 

 

ALICE COOPER, de Rockero a PRESIDENTE.

A manera de broma, el músico lanza campaña electoral para la presidencia de Estados Unidos

2016_08_22-cd5ba5f3-3399-42-Horizontal_N1H

A través de su cuenta de twiteer, Alice Cooper lanzó su presunta campaña para convertirse en el próximo presidente de los Estados Unidos.

El intérprete eligió como eslogan de su campaña “no puedo hacer nada así como ellos no pueden hacer nada” y como himno de su campaña declaró que sería el tema “Elected” ya que recientemente está relanzando este track.

Como compañero de fórmula tiene a Tom Hanks aunque se deduce que el actor no tiene idea de la broma que pretende hacer el músico a través de esta plataforma.

Por último, el artista muestra una imagen en la que se puede ver su rostro en playeras bajo la leyenda; “Make America Sick Again”.

57bc655e39b63e3e555fb731

Martín Caparrós.

Nació el 29 de mayo de 1957 en Buenos AiresArgentina.

Martín estudió en el Colegio Nacional de Buenos Aires y comenzó su carrera periodística en el diario Noticias en 1973, con Rodolfo Walsh como su primer jefe. Fue colaborador en la revista Goles hasta 1976, año en que se exilia en Francia para pasar después a España tras el golpe de Estado que dio comienzo a la dictadura militar en su país.

Obtuvo una licenciatura en en Historia en la Universidad de la Sorbona radicó en Madrid, donde vive hasta 1983, colaboró en España con el diario El País y también con algunos medios franceses. Martín Caparrós. Regrsó a Buenos Aires y publicó la novela “Ansay o los infortunios de la gloria“, trabaja en la sección cultural del diario Tiempo Argentino y en 1984 en Radio Belgrano, donde fue conductor, junto con Jorge Dorio, del programa Sueños de una noche de Belgrano.

Regresa a España como corresponsal de la radio entre 1985 y 1986. En 1987 se radica definitivamente en Argentina y es editor de la revista El Porteño. En 1991 publica relatos de viajes en la revista Página/30, de la que sería jefe de redacción, bajo el título Crónicas de fin de siglo, que fueron galardonados con el Premio de Periodismo Rey de España. Además dirigió la revista Cuisine & Vins.

En el 95 95 publica “La patria capicúa“, en 2001 lanza la novela “Un día en la vida de Dios“, publicada por la editorial Seix Barral, en 2002 la editorial Planeta publica el ensayo “Qué País. Informe urgente sobre la Argentina que viene” y en 2003 publica “Amor y anarquía. La vida urgente de Soledad Rosas” (Planeta) y dirige el film “Crónicas mexicanas“.

En 2004 se le reconoce con el Premio Konex Diploma al Mérito en la categoría Memorias y Testimonios, y con el Premio Planeta por su novela “Valfierno“. En 2005 la editorial Planeta publica, en Buenos Aires, “Boquita“. En 2006 lanza en Buenos Aires, “El interior” (Seix Barral). En 2007 la editorial Planeta publica “Comer con los ojos. Historias que alimentan el alma“.

 “No puedes creerte inmortal porque serías un necio. Y no puedes vivir pensando en la muerte porque sería de una melancolía arrasadora”